Podemos encontrar repuestos rebajados en un 80% de su precio original

Cuando se nos estropea alguna pieza del coche, nos ponemos a temblar. Supone un gasto que no habíamos previsto. Y según que componente, su arreglo nos puede salir por un ojo de la cara. Pero existe una solución más económica que llevar el vehículo a un taller mecánico: obtener piezas de desguace a precios muy ventajosos. Si nuestro presupuesto anda algo ajustado, acudir a un desguace a por recambios es quizá la mejor opción.

Merece la pena visitar un desguace. En este gran supermercado de ocasión, podemos encontrar repuestos con precios hasta un 80% más baratos que las piezas originales. Auténticos chollos que no hay que dejar escapar. Y es que en un desguace, el conductor puede localizar cualquier pieza que pueda imaginarse. La relación calidad-precio es indudable.

No obstante, conviene acudir a un desguace de coches de confianza; o en su defecto, tener buen ojo e intuición para seleccionar piezas que todavía mantengan un buen estado. Porque como en botica, hay de todo.

“Un desguace tiene piezas originales, incluso únicas, que se adaptan al vehículo”.

Además del precio, las piezas de desguace cuentan con otra gran ventaja: son originales. Por ello, resultan idóneas para las carencias que padece nuestro vehículo. Las marcas blancas, aunque estén muy logradas, en ocasiones no encajan con la misma facilidad que las que proporciona la marca.

Como centros autorizados de tratamiento, los desguaces cumplen una importante función a favor de la preservación del medio ambiente. Se fomenta el reciclado de piezas y no se explotan los recursos naturales. La descontaminación del vehículo puede ser una poderosa razón para que el conductor se decante por adquirir repuestos de desguace, ya que de otra manera habrían sido enviados al vertedero. Si, en cambio, tiene la idea de comprarse un coche de segunda mano cuyo modelo sea popular, deberá saber que en un desguace puede encontrar lo que necesite. Las piezas que allí se almacenan para ese tipo de automóvil son más habituales y están en mayor número. Esto da la garantía de que se están utilizando primeras marcas.

Incluso un desguace puede tener entres sus estanterías recambios especiales que raramente se fabrican nuevos: un volante de un modelo en especial, una palanca de cambios específica… Otro punto a favor es que, ya instalados en el siglo XXI, muchos desguaces tienen página web y tienda online. De esta forma, no es necesario acudir presencialmente al establecimiento. Con un solo golpe de clic podemos comprar el repuesto que más necesitemos. Primero miraremos la disponibilidad de la pieza en cuestión y el precio que tiene. Seguro que es menor que un recambio original. Un vez realizado el pedido, el desguace se encarga del proceso de búsqueda y del envío de la pieza a casa.

“El desguace descontamina el automóvil y ayuda a preservar el medio ambiente”

El mundo del desguace genera confianza dentro del sector del automóvil. Cada vez son más los profesionales y particulares que utilizan recambios de desguace. Talleres de coches, autoescuelas o empresas de alquiler de vehículos no dudan a la hora de utilizar los servicios de piezas de segunda mano en buen estado. Los particulares, por su parte, van adquiriendo más conocimientos de mecánica y acuden a este tipo de establecimientos para encontrar lo que buscan. Compran los repuestos y se los llevan a su taller de confianza.

Desguace Braceli, como centro autorizado de tratamiento medioambiental y descontaminación de vehículos, ofrece piezas de recambios para coches de cualquier marca y modelo al mejor precio. Son recambios originales de automóviles que han sido dados de baja definitiva y tienen un año de garantía. Las mejores piezas de desguace las encuentras en su tienda online.